Padre Hoyos, la Gran Promesa Descubre el Tesoro Escondido
Padre Hoyos, la Gran PromesaDescubre el Tesoro Escondido

Celebramos 306 aniversario del nacimiento

 

 

No te lo puedes perder, donde podras recorrer los pasos de Bernardo de Hoyos disfrutando de unos lugares privilegiados que tienen un rico patrimonio, calidos paisajes de los pueblos de castilla en verano y lo mejor de sus gentes. Unete a nosotros para compartir un día inolvidable.

Desde el año 2008 el 21 de agosto recorremos los pasos del Padre Hoyos, visitando los lugares en los que vivió.

La Imagen Peregrina del Padre Hoyos recibe a los peregrinos que empiezan a llegar de diferentes

lugares de la geografía española, desde la Capilla de la Congregación donde se celebro la primera novena pública al Corazón de Jesús en España en el año 1735.

 

Desde que la imagen  llegó al Centro Diocesano del Corazón de Jesús, han venido peregrinos desde Cáceres, Córdoba, Baltanas (Palencia), Jaen. Todos han podido disfrutar de estos lugares donde de manera especial estan señalados en la historia de la iglesia en España.

 

 

Esto es una invitación a acompañarnos y celebrar, como cada año, el  21 de agosto, el día del nacimiento del Padre Hoyos,.

Compartiremos una jornada llena de alegría y emociones recorriendo los pasos de nuestro Beato Padre Hoyos.

Este año nos unimos a la ruta de los místicos de Castilla y León en Medina del Campo, además de visitar la Parroquia de Santiago donde estaba el antiguo colegio de los Jesuitas en el cual estudiaron Bernardo de Hoyos y San Juan de la Cruz iremos tras las huellas de Santa Teresa al Convento de San José, 2ª fundación de Santa Teresa, donde por primera vez se puede ver parte de la clausura. Después visitaremos el Convento de San Juan de la Cruz, donde veremos numerosas obras de arte relacionadas con San Juan de la Cruz y finalizaremos en la Capilla de San Juan de la Cruz  donde celebró su primera Misa el Santo.

Seguiremos los pasos del P. Hoyos y llegaremos a Villagarcía de Campos donde repondremos fuerzas en la residencia de los Jesuitas  y visitaremos la capilla del noviciado recordando las tantas veces que Bernardo estuvo allí.

Iremos a la Parroquia de San Pedro de Villagarcía donde veremos el cuadro " Bernardo Francisco de Hoyos recibiendo el Sagrado Corazón de Jesús" que la Asociación amigos de la historia de Villagarcía de campos encargaron al artista Galván en el año 2013.

Llegaremos  a Torrelobatón donde presentaremos la nueva página web de la asociación, y  visitáremos el fantástico Castillo.

A las 7 de la Tarde celebraremos la misa en Honor al Beato Padre Hoyos seguidamente se celebrará la procesión a la casa natal donde los grupos de bailes regionales de la localidad honrarán a su vecino más ilustre.

 

Puedes apuntarte en Valladolid en  la sacristía del Santuario y en la Parroquia y Ayuntamiento de Torrelobatón , también en  info@asociacionpadrehoyos.org

 

Información al Tel:  687 94 92 08.

 

El 21 de Agosto del 2013 celebramos el nacimiento del Padre Hoyos recorriendo y disfrutando de Medina del Campo donde visitamos la parroquia de Santiago y recordamos algunas de las experiencias que allí vivió Bernardo. Luego vistamos y aprendimos un poco de la historía de Isabel la Católica en el Palacio Real testamentario y comprenimos el origen de muchas cosas y palabras en el museo de Ferias. Para acabar visitando en fantástico Castillo de la Mota. LLegamos a Villagarcía donde además de reponer fuerzas hicimos entrega a la casa de un cuadro pintado por el Hermano Coronas, rescatado de la casa de ejercicios de Manresa, restaurado y colocado un bonito marco, luce a la vista de todos en la entrada de la residencia de los jesuitas de Villagarcía.  Vistamos la preciosa Colegiata y rezamos en la Capilla del Noviciado.

LLegamos a Torrelobatón donde pudimos vistar el imponente castillo. Con la alegría y compañía de los vecinos celebramos la Misa y la procesión a la Casa Natal del Santo donde los grupos de bailes regionales, al sonido de la dulzaina y el tambor honraron al Santo con sus fantásticos bailes.

 

Sin duda un día para recordar. ¡Viva el Padre Hoyos!

21-Agosto-2009

Asociación "Bernardo F. de Hoyos"

 

          El 21 de Agosto del 2009, amaneció un día radiante, todos los que participamos en la celebración del nacimiento de nuestro querido P. Hoyos, estábamos contentos e ilusionados, nos esperaba un gran día.

 

          En Valladolid nos subimos al autocar a las 8.30 de la mañana, pasamos por Torrelobatón a recoger al resto de la excursión; a pocos kilómetros estaba nuestro primer destino: San Cebrián de Mazote, donde visitamos la Parroquia de San Cipriano, joya nacional del arte mozárabe, allí nos esperaba una experta guía que, con gran soltura, nos ayudó a interpretar lo que estábamos viendo.

          Construída en el siglo X y conservada hasta nuestros días, en su interior se venera una imagen de alabastro de mediados del siglo XVI, que representa a la Virgen de la Asunción, su autor fue Inocencio Berruguete. Perteneció al retablo del monasterio que luego visitaríamos, y que por desgracia actualmente está el museo Marès de Barcelona.

 

          Disfrutando de la increíble sensación que nos trasmite el arte construido tantos siglos atrás, y agradeciendo a las gentes que han conseguido mantenerlo. Nos fuimos al siguiente destino: el Monasterio de la Santa Espina.

          Nos dividimos en grupos para visitar la increíble exposición de mariposas, esos angélicos animales, tan hermosos, que alegran nuestros paisajes, con uno poco de pena por verlos allí, sin vida, admiramos su increíble belleza.

          Continuamos aprendiendo la historia que transmite y conservan las paredes del monasterio de la Santa Espina, retrocedimos en el tiempo entendiendo el porqué de las construcciones de la época, los cambios y la importancia que tuvo y tiene el Monasterio, en el que se venera la reliquia de La Santa Espina que hirió a Nuestro Señor Jesucristo, allí nos detuvimos y adoramos la Santa Reliquia, dando gracias de tener tan cerca un símbolo tan significativo para nosotros.

          Visitamos, como no era para menos, en la escuela de capacitación agraria más antigua de España, el museo de aperos, allí retrocedimos en el tiempo y la nostalgia inundó nuestros corazones. Los de más edad enseñaban a los mas jóvenes la utilidad de muchos de los artículos allí expuestos. Por supuesto, de no haber sido así nunca hubieran adivinado su uso. Una experiencia muy gratificante que nos acercó el vivir de nuestros mayores y no tan mayores, nos sorprendió la decoración tan real y no nos fue difícil imaginar la cocina encendida con toda la familia unida en torno a la mesa y al de mayor edad, el abuelo o la abuela o incluso la bisabuela bendiciendo la mesa y dando gracias a Dios.

 

          Nos subimos al autocar con el corazón cargado de sentimientos y con el estómago pidiendo comida, rápidamente llegamos a Villagarcía de Campos, pueblo muy querido por nosotros, en él pasó mucho tiempo nuestro Bernardo.

          Era el momento de reponer fuerzas, disfrutamos de una comida deliciosa, y después de lo que habíamos visto no nos podíamos imaginar lo que quedaba para el resto del día.

          Contemplamos con alegría cómo en la Colegiata de Villagarcía, los trabajos de restauración dejan ver esas maravillas que los artistas han sabido plasmar para aprendizaje y deleite de muchas generaciones, y a la mayor de Dios, la guía que nos acompañó en la visita contribuyó para que todos conociéramos parte de las obras que allí están, digo parte, pues por más veces que se contemplen, siempre nos sorprenderá una imagen que no habíamos visto antes.

          Subimos a la Capilla del Noviciado, lugar especial para nosotros, allí admiramos el precioso retablo donde el P. Hoyos tiene un lugar privilegiado, rezamos un Padrenuestro y agradecimos los favores recibidos.

 

          Continuamos viaje al sitio más especial, en el día más especial…, llegamos a Torrelobatón.

          Nuestra primera parada fue en la preciosa Ermita del Cristo de las Angustias, construida en el S. XIV reformada 4 siglos después, donde se venera la imagen del Cristo de las Angustias, talla del S. XVI muy querida y adorada por el pueblo.

          El Párroco, D. José María en un emotivo acto agradeció al Cristo la esperada noticia de la Beatificación, con este bonito texto:

 

“En este recorrido hemos hecho un breve alto en el camino, en este cruce de carreteras que es hoy esta Ermita y aquí se nos han unido otras personas bajando desde el pueblo a pesar del calor. Quizá a esta hora algunos estarían más cómodos en otro lugar, pero están aquí.

          Hemos venido para darte gracias, Cristo de las Angustias, por la próxima beatificación de Bernardo Francisco de Hoyos, que nació en este pueblo, que vivió aquí hasta los 10 años, casi la mitad de su vida; que de niño corrió por estas calles y caminos, y que, sin duda, más de una vez visitó esta ermita y rezó ante esta imagen.

Muchos años llevan los de este pueblo soñando con ver al P. Hoyos en los altares. Dentro de unos meses su beatificación ya no será un sueño, será una realidad.

Gracias Cristo por los favores que le concediste, y porque ahora la Iglesia reconoce su santidad y le pone ante nuestros ojos para que sigamos su camino, aunque Tú le has tenido siempre muy cerca de tu corazón.

Cristo de la Angustias, para los cristianos lo importante es conocer la Buena Noticia del Evangelio, el Amor que nos tienes y seguir tus huellas. Por eso sabemos valorar a quienes como el P. Hoyos han vivido el Evangelio de modo heróico y no sin dificultades.

Nosotros hemos cantado nuestra fe, el “credo”, como solemos hacerlo en la noche de Pentecostés y víspera de tu Fiesta, antes de encender la hoguera.

Hoy te pedimos que nos ayudes a conocer más al P. Hoyos y que su ejemplo nos anime a seguir tus pasos, pues solo tú eres el Camino, la Verdad y la Vida.

Te lo pedimos a tí que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.”

 

 

          Al salir de la ermita, la tradición convertida en presente, los danzantes del grupo de Torrelobatón interpretaron "los lazos" de carácter religioso, uno de los cuales hace mención al propio Cristo de las Angustias. Allí disfrutamos del esfuerzo y trabajo de los chicos, que con tanta pasión bailaron al Cristo de las Angustias.

 

          Subimos al pueblo y asistimos a la Eucaristía en honor al Corazón de Jesús en la preciosa Parroquia de Santa María, donde recordamos la infancia y los momentos tan especiales que el P. Hoyos allí vivió cuando era niño.

          Las ofrendas presentadas por los jóvenes, y la danza de palos ejecutada en la consagración consiguió emocionarnos a todos, el retablo de la iglesia brilló de forma especial agradeciendo el ofrecimiento.

 

          Y para continuar con el hermoso día, asistimos al pleno del Ayuntamiento en el que el pueblo de Torrelobatón, en un acto de enorme agradecimiento nombró hijo predilecto a Bernardo de Hoyos, su vecino más glorioso.

          Allí su alcaldesa, compartió con todos un viaje por la historia de Bernardo y comprendimos lo que Él es, para el lugar que le vio nacer.

          Acompañamos a todo el pueblo en la alegría del momento, y formamos parte de la historia como hacía 298 años atrás lo había hecho Bernardo.

          En el balcón del Ayuntamiento se hizo una foto que perpetuará el acto y recordará cuando 50 años atrás se vivió otro momento histórico que compartieron los vecinos del pueblo y la provincia.

 

          El repertorio musical interpretado por los dulzaineros “La Charambita” y los bailes del grupo de danzantes llenaron de alegría la plaza del Ayuntamiento.

          En procesión llegamos a la casa donde Bernardo nació, y allí con mucha gozo, emoción y respeto se descubrió una placa conmemorativa del acto.

          Las danzas de palos y el tejido de cintas adornaron el emotivo evento, que celebramos juntos lugareños e invitados concluyendo la visita en la casa natal y cantando el himno del P. Hoyos.

 

          Seguidamente visitamos en el centro cultural, la exposición cuyo protagonista era el P. Hoyos, pudimos ver objetos donados y conservados por su familia. Allí la historia y las imágenes nos acercaron más a Bernardo. Faltando tiempo para podernos detener en cada foto, en cada recuerdo, en cada lugar por donde nos llevaba la exposición, Al final nos fuimos despidiendo de un día que quedaría grabado para siempre en nuestros corazones. 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Asociación cultural Bernardo F. de Hoyos