Padre Hoyos, la Gran Promesa Descubre el Tesoro Escondido
Padre Hoyos, la Gran PromesaDescubre el Tesoro Escondido

El Himno al Padre hoyos  por  Manuel Lizárraga.

 

 

 1.- ¿Quién dio a la España la nueva alegre de los amores del Salvador?

      ¿Quién fue el primero que izó la enseña ensangrentada del Corazón?

      Fue el P. Hoyos que en San Ambrosio  del mismo Cristo la recibió.(Bis)

 

2.- Jesús le dice: "soy de Bernardo", Bernardo dice: "soy de Jesús" 

     mas solo quiero que me regales, con las Espinas y con la Cruz, 

     Pues por la herida me estás diciendo que de este modo

     me amaste tú.   (Bis)

 

3.-  Contra este exceso de amor al hombre todo el infierno vendrá a luchar, 

     "No temas, Hoyos, estoy contigo, la España a Cristo conquistarás"

       Esto a Bernardo dijo el Arcángel del fuerte ejército o celestial. (Bis)

 

4.- Son muchos suyos los serafines y a veces aman tanto a su Dios 

     que ni con ellos aunque quiseran Hoyos trocara su corazón;

      Mas no es estraño, si en el grabada tiene la imagen del Redentor. (Bis)

 

5.- Gonzaga y Kostka le acariciaban, que Hoyos otro Ángel como ellos es; 

     serles propicios en sus empresas le prometieron el gran Javier, 

     Ignacio y Sales y aquel apóstol que más amado de Cristo fue. (Bis)

 

6.- Teresa, Pazzis y Margarita miran en Hoyos al benjamín 

    de los amores del Dios del cielo, en este suelo quiso infundir; 

     Y oye a Gertrudis que era llegado él ya predicho tiempo féliz. (Bis)

 

7.- Dase a María por vil esclavo; y, la que es Madre del mismo Dios, 

     por hijo amante  también recibe al hijo amado del Corazón; 

      Y le promete las aguas vivas, darnos de aquella fuente de amor. (Bis)

 

8.- "Tu pecho abierto, a Jesús dice, ha medio siglo que ve el francés: 

     ¿por qué mi patria, tu amada España, se halla privada de tanto bien?"

      "Con mayor gloría. Jesús responde, en esta España yo reinaré". (Bis)

 

9.- El Padre, el Hijo y el Santo Espíritu sus complacencias tiene en tí; 

     y tú, en retorno de amor les pagas con los ardores de un serafín.

      Prenda en mi pecho llama tan viva, para que pueda de amor morir. (Bis)
 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Asociación cultural Bernardo F. de Hoyos